Red Iberoamericana de MEntoría

Criterios de Calidad en Programas de Acompañamiento

Durante los últimos doce meses la Red Iberoamericana de Mentoría (RIME) ha trabajado con un elevado número de expertos en mentoría, orientación y actividades de acompañamiento de distintas universidades Iberoamericanas en la definición de los roles clave relacionados con mentoría dentro de la universidad.

Se han propuesto cuatro figuras o roles que se corresponden con funciones que se realizan en el contexto universitario, y son los siguientes:

Finalidad:
Participar de forma efectiva en distintas actividades que incrementan la integración y el compromiso con la universidad, así como adquirir las competencias básicas para un desarrollo de carrera académico y profesional de éxito.
Unidades de Competencia:
UNIDAD DE COMPETENCIA MJ 1.1: Participar de forma eficaz en programas de acogida, mentoría…
UNIDAD DE COMPETENCIA MJ 1.2: Mostrar un nivel de desarrollo adecuado de las competencias de relación interpersonal.
UNIDAD DE COMPETENCIA MJ 1.3: Mostrar un nivel de desarrollo adecuado de las competencias relacionadas con la realización de tareas y consecución de objetivos, manteniendo un comportamiento ético.
Puede conocer los criterios de realización de cada unidad de competencia pinchando en este enlace.
Finalidad:
Facilitar la integración de los telémacos (estudiantes de primer curso, de movilidad internacional, de doctorado, de máster, profesores nóveles…) en la universidad, así como el aprendizaje de los aspectos académicos, burocráticos y sociales claves para su adaptación al nuevo contexto.
Conceptos Clave:
Mentoría: Proceso de acompañamiento en el que una persona con experiencia dentro de la universidad (el mentor), ayuda a personas de nuevo ingreso que participan en el programa (telémacos) a adaptarse más rápidamente al nuevo entorno. En la universidad este proceso tiene una duración mínima de 4 meses y conlleva la realización de distintas reuniones presenciales distribuidas en el tiempo. Se evita mencionar explícitamente la palabra alumno, ya que aunque es lo más habitual al adoptar el rol de telémaco, también hay programas dirigidos a otro tipo de profesionales (como profesores nóveles o exalumnos) o roles.
Acogida: Proceso de acompañamiento que se realiza una persona que desconoce el entorno de la universidad y pretende la adaptación al entorno físico, académico y social, con una serie de acciones concentradas en los primeros días de llegada. Las denominaciones de mentor y telémaco no se ajustan al concepto de acogida, donde se utiliza más frecuentemente el término inglés buddy para la persona que adopta el rol facilitador. Sin embargo, se emplean el término de mentor en todo el epígrafe, ya que todas las actividades son propias del mentor, y sólo algunas del buddy.
Unidades de Competencia:
UNIDAD DE COMPETENCIA 2.1 MTCU: Preparar las reuniones, elaborando guiones y buscando información específica de interés para el Telémaco. Realiza la primera reunión, generando un clima adecuado y abordando los contenidos establecidos.
UNIDAD DE COMPETENCIA 2.2 MTCU: Llevar a cabo las reuniones periódicas y programadas buscando la consecución de los objetivos planteados y atendiendo a las necesidades personales y de desarrollo de carrera del telémaco.
UNIDAD DE COMPETENCIA 2.3 MTCU: Analizar las reuniones llevadas a cabo y cerrar, al final del proceso, la relación formal con el telémaco, y evaluar los resultados conseguidos.
Puede conocer los criterios de realización de cada unidad de competencia pinchando en el siguiente enlace.
Finalidad:
Evaluar el potencial del orientado con el fin de elaborar un itinerario de desarrollo de carrera personalizado que mejore su perfil académico y profesional, así como sus posibilidades de inserción laboral en las ocupaciones de su interés.
Conceptos Clave:
Orientación Profesional: proceso de acompañamiento personalizado que persigue la planificación de la carrera académica y profesional deseada y la consecución de metas concretas que permitan acceder a las ocupaciones deseadas a lo largo del tiempo.
Unidades de Competencia:
UNIDAD DE COMPETENCIA OP 3.1: Incrementar los niveles de autoconocimiento del orientado con relación a sus posibilidades de desarrollo de carrera.
UNIDAD DE COMPETENCIA OP 3.2: Informar sobre las opciones de trabajos y alternativas formativas asociadas para que el orientado conozca sus oportunidades de cara a su desarrollo de carrera académico y profesional.
UNIDAD DE COMPETENCIA OP 3.3: Apoyar y facilitar la toma de decisiones y la elaboración del itinerario de desarrollo de carrera personalizado.
Puede conocer los criterios de realización de cada unidad de competencia pinchando en el siguiente enlace.
Finalidad:
Analizar las necesidades de la institución para implantar programas de acompañamiento (mentoría, acogida, orientación), así como diseñar, implementar y gestionar los programas, evaluando la eficacia de los mismos.
Conceptos Clave:
Programas de Acompañamiento: Incluye distintos tipos de programas como los de orientación, mentoría, acogida…
Facilitador: Se refiere al experto en programas de acompañamiento que ayuda a la integración y a la toma de decisiones de otras personas. Agrupa distintos roles como el de mentor, orientador, persona que facilita la acogida…
Agentes Clave: Además de los roles de facilitador (mentor, orientador, persona que facilita la acogida…), incluye los receptores de las acciones (telémaco, orientado, persona acogida), los coordinadores de los programas…
Unidades de Competencia:
 UNIDAD DE COMPETENCIA 4.1 CPA: Analizar las necesidades de la institución que justifican la implantación, y el desarrollo del programa de acompañamiento, recogiendo datos que lo avalen, así como diseñar el programa adecuándolo a las características y necesidades de cada centro y al perfil de los participantes.
 UNIDAD DE COMPETENCIA 4.2 CPA: Gestionar e implementar el programa de acompañamiento asegurando su funcionamiento óptimo.
UNIDAD DE COMPETENCIA 4.3 CPA: Facilitar el correcto funcionamiento de los distintos encuentros entre los agentes claves y evaluar el impacto del programa.
Puede conocer los criterios de realización de cada unidad de competencia pinchando en el siguiente enlace.

El desarrollo de los roles se ha realizado a través de distintas técnicas, utilizando como base el análisis funcional. El primer borrador se confeccionó a través de la revisión de la bibliografía sobre el tema, entrevistas a expertos y grupos de discusión, y los posteriores cambios se llevaron a cabo gracias a la implicación de grupos de trabajo.

Este trabajo preliminar permitió desarrollar un cuestionario para cada rol, dicho instrumento lo cumplimentó una muestra formada por coordinadores de programas de mentoría, profesores, y mentores.

El resultado ha sido la determinación de cuatro perfiles, para cada uno de ellos se especifica la finalidad del rol, se definen algunos conceptos clave para facilitar la comprensión de la descripción de actividades y se describen las unidades de competencias (áreas de actividad que conforman el ejercicio de cada rol). Para cada unidad de competencia se especifican las realizaciones profesionales (que describen los comportamientos esperados de la persona que desempeñe el rol) y los criterios de realización (que expresan las actividades concretas a realizar para llevar a cabo los comportamientos de forma eficaz).

Los procesos de orientación de personas en la universidad plantean un proceso continuo que va desde la orientación a estudiantes de enseñanza secundaria y formación profesional (que todavía no han accedido a la educación superior), el acceso a la misma, el desarrollo de la carrera universitaria y la preparación hacia la vida profesional, y finalmente las distintas interrelaciones como egresado con su centro de estudios universitario. Este ciclo, no obstante, se refleja en las actividades reflejadas en los cuatro roles, que pueden se desempeñados por profesores, estudiantes o profesionales.

En los cuatro roles se distingue la figura de la persona que lleva a cabo el acompañamiento (orientador, mentor o facilitador) y el de coordinador de actividades, sin prejuicio de que se puedan establecer distintos niveles en cada categoría en función de los grados de formación y experiencia.

La finalidad es servir de base para la formación de las personas que desempeñen cada uno de los roles, definir estándares de calidad en los procesos de orientación, así como para sentar las bases del futuro sello de calidad de la mentoría que pondrá en marcha RIME.