Red Iberoamericana de MEntoría

Cinco claves para mejorar el aprendizaje de inglés en las aulas



Uno de los retos a los que se enfrenta el sistema educativo es a la mejora en el ámbito del aprendizaje de idiomas. Algunos datos, como los proporcionados por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado, apunta que el 41,8% del alumnado utiliza una lengua extranjera como lengua de enseñanza. Sin embargo, en Educación Secundaria, la cifra de alumnos que participan en estas experiencias baja hasta un 31%. Estos datos concluyen que la enseñanza del inglés es un elemento muy a tener en cuenta en el proceso de adquisición de conocimiento.

Paralelamente a esto, uno de los principios de la nueva ley de educación LOMLOE se basa en elevar los resultados a través de una personalización del aprendizaje y un mayor foco competencial, que lleve al alumnado a desarrollar una serie de conocimientos que le permitan integrarse mejor en la sociedad. 

Aprendizaje Inglés

Dada la relevancia que tiene el aprendizaje de esta materia y las novedades a las que se enfrentará el sistema educativo en general, Macmillan Education ha resumido las cinco claves presentes en la prueba TOEFL (Test of English as a Foreign Language) para mejorar el aprendizaje del inglés. 

  1. Evaluación competencial. Aunque la memoria es esencial para construir la base del aprendizaje de este idioma, una evaluación basada únicamente en la memorización de contenidos para aprobar un examen genera en ocasiones la frustración del alumnado. En cambio, una evaluación continua que tenga en cuenta las necesidades de cada estudiante le permite mejorar su nivel en base a su progreso personal.
  2. Personalización del currículo. Una educación más personalizada empodera al alumno para obtener mejores resultados. En el aprendizaje de inglés se traduce en una evaluación que permita al docente conocer al detalle las fortalezas y áreas de mejora de cada alumno y que cada certificado obtenido resalte los aspectos positivos y enumere las capacidades del estudiante.. 
  3. Comunicación con las familias. Una participación activa de las familias es importante para fomentar la motivación durante el  proceso de aprendizaje. Conocer cómo avanza progresivamente permite obtener una visión más clara sobre su evolución. 
  4. Planes de trabajo adaptados. Durante el proceso de aprendizaje de esta lengua , poder mimetizarlo con el propio plan de trabajo de cada centro puede ayudar a impulsar esos conocimientos de una manera sólida. También a  ser capaces de establecer resultados de aprendizaje claros, medibles, evaluables en el tiempo y adaptados a las necesidades de los propios alumnos.
  5. Oportunidades. Todas estas claves tendrán como resultado que para la obtención de un certificado de idiomas el alumno integre sus conocimientos, avance de manera progresiva y consiga una titulación que le permita enfrentarse mejor a los retos y oportunidades de su futuro.

Últimos Eventos RIME