Red Iberoamericana de MEntoría

Los estudiantes denuncian los altos precios de la EBAU y piden que sea gratuita


La EBAU – Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad- ya está aquí y junto a ella comienzan a surgir críticas en torno a las tasas que los estudiantes deben pagar para poder presentarse a los exámenes. Su precio, que depende de cada comunidad autónoma, se encuentra entre los 60 y los 180 euros, un desembolso que no todas las familias pueden permitirse. 

Por ello, desde la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) denuncian esta situación y reclaman una bajada de costes de las pruebas. Andrea G. Henry, presidenta de la organización estudiantil, afirma que “son pruebas que no podemos no hacer, si queremos ir a la universidad tenemos que hacerlas, por lo que deberían ser gratuitas. Si seguimos poniendo trabas y obstáculos, mucha gente se quedará por el camino.” Desde CANAE también destacan la falta de ayudas específicas para que las familias con dificultades económicas puedan afrontar el pago de una manera más holgada. 

Una desigualdad educativa 

El debate en torno a las tasas lleva ya varios años sobre la mesa y han sido muchos los docentes, estudiantes y asociaciones que lo han denunciado. En el año 2020, Rafael Fontán, profesor del instituto José de Churriguera situado en la localidad madrileña de Leganés, impulsó una recogida de firmas pidiendo la exención de tasas para aquellos que no pudieran pagarlas. 

EBAU tasas

Fontán se encontró con una exalumna que le confesó que no se presentó a la EBAU porque en ese momento su familia no podía permitirse pagar el título de Bachillerato -indispensable para presentarse a las pruebas- así como las tasas de estas. Y junto a ella, el 10% de su alumnado tampoco podía permitírselo. Por ello, desde este instituto madrileño también decidieron crear un ‘banco’ en el que los docentes hacían aportaciones voluntarias y de cuyos fondos salían préstamos o donaciones para los estudiantes con circunstancias económicas difíciles. “En su mayoría, las personas que no pueden permitirse pagar estos precios son estudiantes de nivel socioeconómico vulnerable, cuyas familias se ven obligadas a elegir entre pagar la EBAU o hacer la compra del mes”, afirma Antonio Amante, vicepresidente de CANAE. 

Tasas diferentes para cada comunidad autónoma

Otro de los puntos principales que denuncian desde CANAE es la desigualdad que existe entre los precios de las tasas según la comunidad autónoma en la que se resida. Por ejemplo, un estudiante aragonés paga el doble que uno riojano. Aragón es la comunidad que presenta un mayor precio en sus tasas: su alumnado debe pagar 185,95 euros para presentarse a la EBAU. En segundo y tercer puesto se encuentran Castilla y León, con un precio de 183,06 euros y Murcia con 150,75 euros. En contraposición, Galicia y Cantabria son las más baratas, teniendo que pagar 63,67 euros y 71,09 respectivamente. 

Además, las diferencias no solo ocurren en el precio, sino también en la estructura de las pruebas. En algunas comunidades el pago es fijo, sin embargo en otras se paga por cada examen de una asignatura específica que se realiza. Desde CANAE destacan que esta medida motiva que algunos estudiantes se presenten a menos exámenes para pagar menos, lo que supone una menor posibilidad de llegar a la nota máxima.

Aunque la EBAU en Canarias cuesta 76,12 euros, el pasado año la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias aprobó una resolución mediante la que se exime del pago de esta tasa al alumnado perteneciente a familias con pocos recursos económicos. Esta es la única comunidad española que ha aprobado este tipo de medida para ayudar al alumnado con dificultades económicas. Respecto a ella, CANAE pone de manifiesto que el resto de autonomías deberían empezar a estudiar este tipo de medidas e implantarlas cuanto antes para atajar esta brecha del sistema. 

Últimos Eventos RIME